Por qué visitar Iguazú es siempre una muy buena idea

Estamos seguros de que viajar a Iguazú siempre es una excelente idea.

¿Por qué?

Porque es cerca. Porque podés ir por pocos días. Y sobre todo, porque vas a ver una de las maravillas naturales más impresionantes del mundo (o la más impresionante).

En esta nota, te vamos a dar algunos tips para tener en cuenta a la hora de viajar a Iguazú y una lista con las mejores cosas para hacer.

Siempre aparecen buenas ofertas en paquetes a cataratas, así que estate atento. Iguazú es un destino muy recomendable para ir con paquete, porque tenés todo incluido (y resuelto): aéreos, traslados, alojamiento y excursiones. Lo ideal es poder ir 4 días. Un día para hacer el lado argentino, otro para el lado brasileño y dos días extras para otras actividades o eventualidades climáticas.

Con respecto al medio de transporte, generalmente los traslados suelen estar incluidos si sacaron paquetes a las cataratas. En caso de que vayan por su cuenta, les recomendamos moverse con taxis, ya que son muy baratos. No hace falta alquilar auto.

Ahora sí, te dejamos una lista de las cosas imperdibles para hacer al viajar a Iguazú:

Conocer el lado argentino

El Parque Nacional abre a las 8 de la mañana y conviene llegar bien temprano porque las pasarelas son muchas y cada una merece su tiempo y fotos.

La vedette es la famosa Garganta del diablo, el salto más alto y con mayor caudal de las cataratas, el cual se puede disfrutar en toda su majestuosidad a solo 50 metros desde la pasarela.

Recomendación: llevá ropa y calzado cómodo, protector solar y repelente de mosquitos + comidas y bebidas para todo el día (si bien hay restaurantes, los precios no son muy económicos).

La joyita es hacer la excursión “Aventura Naútica”: te subís a una lancha, recorrés los saltos argentinos, brasileños y la Garganta del Diablo y te sumergen (varias veces) debajo de una de las cascadas más impresionantes de todo el Parque. Un imperdible para los que quieren vivir las cataratas bien desde adentro. Si todavía no logramos convencerte de que lo hagas, mira este video

Visitar el lado brasileño

La experiencia cataratas se completa visitando el Parque Nacional do Iguaçu. ¿Por qué? Porque del lado argentino las cataratas se viven y del lado brasileño se ven una al lado de la otra y en modo panorámico.

Acordate de llevar tu DNI porque cuando cruces la frontera, en la aduana argentina te lo van a pedir.

Las entradas al parque se pueden abonar con pesos, reales, dólares o tarjeta de débito y debés presentar el DNI para determinar qué categoría de visitante sos y por ende qué precio tenés que pagar (por ejemplo, los argentinos pagan más que los brasileños pero menos que los europeos).

Recorrer la ciudad de Foz de Iguaçu

Visitar el lado brasileño te va a llevar medio día, así que después un buen plan es recorrer la ciudad de Foz de Iguaçu, que queda a 18 km del Parque Nacional. Te recomendamos visitar el Jardín Botánico y tomar algo en la zona copada de bares y cervecerías. Si estás con tiempo, también podés ir al Parque Nacional de las Aves, que tiene más de 150 especies diferentes en un marco de 16 hectáreas.

Pasear en catamarán

Otra de las opciones para hacer al viajar a Iguazú es recorrer las costas argentinas, brasileñas y paraguayas navegando a través de los ríos Paraná e Iguazú. Lo más lindo de este paseo es que empieza a las cinco de la tarde y si el cielo está despejado la vista del atardecer es única.

Si te animás, también podés recorrer los ríos remando en kayak.

Adentrarse en la selva misionera

Para los aventureros, recomendamos contratar alguna de las excursiones que tienen un poco de todo: llegás al medio de la selva en un camión con vista panorámica, bajás a rappel por una pared de 18 metros, caminás por senderos rodeados de helechos y cascadas y volás por las copas de los árboles haciendo canopy.

Otra opción es recorrer la selva en bici. El circuito ideal es el de las 600 hectáreas de la reserva natural Iraypu.
Conocer las ruinas de San Ignacio

Declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, las ruinas de San Ignacio son la mejor manera de conocer la historia de las ruinas jesuíticas de Latinoamérica, ya que son las mejor conservadas. Las construcciones están hechas con la piedra local, el asperón rojo. Alrededor de una plaza central se distribuyen la iglesia, la Casa de los Padres, el cementerio, las viviendas y el cabildo.

Las ruinas están abiertas todos los días desde las 7 a las 19 hs. Lleven su DNI porque la entrada para los argentinos es más barata que para extranjeros.

Bueno, ahora que ya sabés todo lo que podés hacer, sólo te resta contactarnos y disfrutar de lo que te ofrecemos en Hotel Selvático Don Horacio Reserva ya tu habitación y viví una aventura única el la majestuosa reserva de Iryapu en Iguazu.

Teléfono: 03757 493008
Dirección: Selva Iryapu 600 hectareas, Puerto Iguazú – Misiones

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *